lunes, 3 de septiembre de 2007

La Gazzetta Psicologica N: II "Una ilusión por venir"

Los viernes en la redaccion de este periodico son complicados, tutti i giornalisti siammo aspettando il sorteo, para ver a quién le toca que partido. Y claro, después aparecen las negociaciones, que a mi me queda mas cerca tal, que a vos te conviene cual, etc. Así fue que salí adjudicado con la cobertura del encuentro que enfrentar a los psicologos y a los puberes adolescentes del CBC (y no saborizada). Ya que estaba le pregunté al jefe si podría cubrir también la concentración de lo equipos, y la respuesta fue: “Pibe, a vos te gusta mucho la joda!!! ¿Queres ir a Elevage tambien?!? ¿No queres que te garpe unos champús?!? Tomá para los viaticos de mañana!!” Y así fue que recibí apenas 10 pesos en concepto de viaticos. Pero como buen periodista entrenado, y gracias a la formación y la doctrina recibida allá por Lavalle y Junín, me dispuse a recopilar información de la concentración Psi. ¿Qué se puede esperar de una concentración de psicologos y futuros psicolgos un sabado a la noche? Quizás una charla sobre actualizaciones en Autismo, tal vez sobre una sobre trastornos de la ansiedad… nada de eso, señores; me encontré con joda, chupi, y unos cuantos tiros repartidos por varias zonas de la capital federal. Así fue que se vió a varios jugadores por el conocido hotel Elevage con algunas cuantas copas de mas y tiroteando a más no poder. Allá por las 6 de la matina se retiraron, cada cual a su domicilio, con el fin de descansar un poco el cuerpo, y depurar un poco esa sangre con un elevado grado alcoholico. Pero alguien, ligó sobre el final, esos nueves incansables, que patean y patean, esos que tienen el arco entre ceja y ceja, esos que no piensan en otra cosa que romperle la cabeza de un pelotazo al arquero rival… ese, sí, el que ustedes piensan, tuvo en la ultima su momento de gloria. Había buscado durante los 90 minutos, y en el alargue, se le dio. “Es el optimista del gol” me confesó Carlos Bianchi, que paseaba por Maipú y Santa Fé a eso de las 6.20 am. Y claro, el genio de esto sabe… y mucho; y en cinco palabras me definió a Hernan de pies a cabeza.

Cronaca della partita

A eso de las 12 del domingo, sali con rumbo al estadio central de ciudad universitaria, pero una vez mas, el sol se habia camuflado detrás de las nubes, y no le daba ni un guiño cómplice a nuestros psicologos. Se estrenaba la camiseta, el color blanco, el vino tinto, el negro de los números y sus inscripciones, a priori todo estaba dado para que la magia se hiciera presente en el campo. Con cara de dormidos (o mejor dicho mal dormidos) iban llegando los gladiadores. Pero hubo alguien que nunca llegó… sí señores, adivinaron, el arquero (ese puesto tan clave para cualquier equipo) Nicolás Xicoy. Algunos jugadores arribaban con anteojos oscuros para no delatarse, otros con aliento a alcohol, algunos con cierto retraso, pero sobre la hora del partido ya estaban todos a disposición del cuerpo técnico. Entonces los Dt s tuvieron que improvisar un arquero, dar la charla técnica y motivar al equipo. Pero claro, el retraso hace que el otro equipo ya corra con ventaja, y el mismo arbitro tuvo que apurar a los Dts y así cortar la motivadora charla. Huelga decir que no hubo espacio para escuchar el tema que el turco había llevado en su Mp4.
Con la charla técnica interrumpida, el equipo se dispuso con el clásico 4-4-2, y con un improvisado Álvaro al arco. Pero no hubo ni tiempo de ordenarse, apenas pisaron el campo los gladiadores, el árbitro dio el pitazo inicial. Los púberes (o no tanto) del CBC salieron a comerse los niños crudos, y así fue que a fuerza de mucha presión, y un poco de fútbol le hicieron pasar un mal trago a los de Psico. El nivel de ansiedad que tenían los psicólogos resultaba en errores constantes en la salida, que eran aprovechados por los mediocampistas del CBC. Algunas buenas intervenciones de Álvaro en el arco, hacía que el marcador todavía se mantuviera en cero. Pero desde afuera, se veía que algo maduraba, es más, se veía que la fruta estaba bien madura, y que en cuestión de minutos, iba a caer del árbol. La premonición no fue equivocada, sobre los 12 minutos llegó el desborde del numero diez, quien ante el cierre del central oriental, metió el centro atrás para que el nueve toque, con gran calidad, al fondo de las mallas. Como diría el gran Flaco Menotti, “ese gol fue un pase a la red”. Ya con el uno a cero en contra, el equipo psi comenzó a meterse en el partido… “no estan enchufadoss, nene!!” reclamaba el Bambino desde la linea de cal. Mientras tanto, el CBC buscaba dar el golpe que dejara knock out al conjunto blanquigrana, y continuaba con su arremetida. Fue entonces cuando un golpe hizo que Javi pidiera el cambio, dando lugar a que Julián ingrese al campo de juego. Por su parte, el central oriental repartió un par de murras a los rivales, para dejar en claro que atrás se juega con los dientes apretados. En el arco, Álvaro demostraba tener esa actitud que reclamaban los técnicos. El problema de psico parecía ser la salida, estaba asfixiado ahí atrás, la presión del cbc y la propia ansiedad le estaban jugando una mala pasada. Aproximadamente a los 20 minutos llegó la jugada de los 10 corners consecutivos en contra de los blanquigrana. Pero con la cooperación del medio, y los defensores, el arco de álvaro salió ileso de esa arremetida. Después parecieron aquietarse las aguas, y de a poco psico fue parandose correctamente en el campo; producto de esto, los psi comenzaron a tener un poco más la pelota. Gustavo de a poco empezaba a aparecer en el medio, volvía a ser aquel que fue en el partido pasado, con marca, con quite, y con juego y distribución. Así se escurrieron los primeros 40 minutos de juego.
En el entretiempo se conversó poco, solo se ajustaron algunas cositas como ser las posiciones de Juan y Facundo – un enroque fundamental - , y de nuevo sonó el pitazo del arbitro, quien se apuraba porque estaba retrasado el cronograma de partidos.
Los segundos cuarenta arrancaron, y psico parecía estar enchufado. El conjunto se paró como ameritaba la situación; un planteo ofensivo pero sin descuidar el fondo, hizo que la cancha se inclinara hacia el arco del cbc. Aparecieron Facundo, y Juan, asociando juego, generando lo que hasta ese entonces parecía una utopía. No tardaron en asociarse los gustavos, y Hernan; el que quedó un poco fuera de contexto pareció ser Mauro, que no consiguió demostrar lo que sabe. Durante los primeros 15 minutos el conjunto de psico “metio en un arco” al CBC a fuerza de presión sobre cada uno de sus jugadores. Esto hizo que algunos de ellos se vieran obligados a repartir patadas de todos los colores, tal como lo hizo su numero tres. El resultado de esto fue que gustavo tuvo que abandonar el campo de juego por un fuerte golpe en su tobillo, dando lugar al ingreso de Mauro. En este lapso psico tuvo la más clara en los pies del numero nueve, quien dentro del área la enganchó de volea y literalmente “fusiló al arquero”. La fortuna, una vez más, le jugó una mala pasada a los blanquigranas, ya que el balón luego de generarle una contusión al guardameta, se estrello en el caño, y el rebote no pudo ser alcanzado por el goleador.
En el aire se percibía que el empate estaba al caer, había nerviosismo en los púberes, la pelota parecía propiedad privada de psico, y ellos no podían acceder a ese bien tan preciado. Pero psico no pudo capitalizar esa superioridad futbolística, y los azulados del CBC equipararon las cosas de la mano de su número 7, que manejaba los hilos del conjunto. A los 25 del segundo llegó una pelota en profundidad, y una desinteligencia en el fondo, dejo habilitado al 9 quien no vaciló y ante la salida de Álvaro, con un derechazo certero decretó el dos a cero. La expectativa era ver como reaccionaba este equipo, que en su partido debut se había desmoronado anímicamente tras recibir la segunda pepa. Y esta no fue la excepción, tras el segundo gol, se desarmó una vez más el fondo; Gustavo pasó a jugar un poco más arriba, y Lucho se fue al medio. En ese momento llegó otra jugada muy clara para los granates, una pelota rápida, llega a los pies de Mateo (quien suplantó a Mauro a los 15 del segundo) en el borde del área. Extrañamente el goleador, dudó entre rematar o enganchar, y desperdició una clarísima oportunidad de descontar. Pocos minutos después llegó el penal en contra; en un ataque del CBC, tras pasar en un enganche dentro del área, Juan golpeó al rival, provocando el penal, que el numero 7 cambió por gol a pesar del intento del guardameta. Ya con el tres cero en contra, y la moral por el piso, los jóvenes se encargaron de hacer leña del árbol caído… y tres minutos más tarde llegó el cuarto. Desborde por la izquierda, centro atrás, y otro poroto para el 9. Sí señores, el conjunto de psicología perdió cuatro a cero; perdió porque dio ventajas, perdió porque regaló minutos, perdió porque no tiene arquero (a pesar de la GRAN voluntad que puso Álvaro), quizás el resultado no refleje la real diferencia que hay entre estos dos equipos, pero quizás ese plus sea el plus del “meterse en el partido”, el plus de la disciplina.

Il tabellino

1- Álvaro (6) 100% actitud, demostrando que tiene ganas de sumar en el grupo. Se desenvolvió aceptablemente entre los tres palos.
2- Juan (Uru) (4) Cometió errores en el fondo, se llevó una amarilla, y un par de ligamentos pegados en los botines. Demostró la dureza del fondo Psi. Fue coresponsable de la desinteligencia que terminó en el segundo gol, y cometió el penal. Que tardecita nene!!!
3- Javi (5) Nervioso en la salida, tardó en meterse en el partido, y tuvo que salir por una posible lesión. Sabemos que juega mucho más de lo mostrado el domingo.
4- Eduardo (5) En el primer tiempo se lo vió un poco perdido, pero en el segundo sacó a relucir su chapa de patrón del lateral. Áspero y duro, como lo quiere la hinchada, revoleó un par de rivales con lealtad.
5- Gustavo (5) Tardó en agarrar la manija, estuvo perdido durante 30 minutos, y todo el equipo la pasó mal. Dejó en claro que es el motor del equipo, cuando entró en juego, los bordó mostraron un volumen de juego interesante.
6- Lucho (5) Ordenó como pudo el fondo, y salió a atender sin turno, y sin anestesia. Ya entrado el segundo, se fue al ataque pero trató de cubrir constantemente a Mauro, generando así una superposición.
7- Gustavo (5) Bien en la vuelta al primer equipo tras la lesión. Metió en el medio, pero como todos, tardó en enchufarse. Como nos tiene acostumbrados, pasó constantemente al ataque, y generó un surco por el lateral derecho. El tres rival, lo sacudió en dos oportunidades, y lo sacó de la cancha.
8- Facundo (6) Estaba enchufado, corrió a todos, pero desordenadamente. Le costó hacerse con la pelota. Ya en el segundo tiempo, mostró lo que el cuerpo técnico esperaba de él, la pidió y se animó a jugar, se soltó.
9- Hernan (6) Le llegaron pocas, pero supo aguantar y esperar la llegada de sus compañeros. Siempre se mostró como opción de pase, y no agacha jamás la cabeza aunque tenga el arco entre ceja y ceja. Tuvo en sus pies, una de las mas claras, pero la suerte no lo ayudó (se la había gastado toda a la noche- o la madrugada-).
10- Juan (6) En el primer tiempo estuvo perdido, la juventud del cbc lo pasó por arriba, y no lograba hacerse del balón. En el segundo tiempo sacó todo el oficio, toda la experiencia, y aguantó, jugó, marcó y se mostró. Nota aparte merecen los toques mágicos, cuatro caños deliciosos, con pisada incluída, que hicieron que este giornalista lo catalogara como la figura de la cancha... solo por que hizo algo distinto!! "Subliiime!!!" sentenció el bambino desde la platea.
11- Mauro (4) No hizo nada de lo que sabe, la pelota no le llegó, pero extrañamente no tuvo actitud, no la buscó. Un mal partido lo puede tener cualquiera!
12- Julián (5) Le toco entrar por la lesión de Javi, y ocupar el lateral izquierdo. Desde el arranque quiso ir para adelante, siempre trató de ser la salida. Luego con la entrada de Mauro, se fue a ocupar el lugar que dejara vacante gustavo, y allí fue que se perdió.
13- Mauro (4) Puso voluntad, pero fue nada mas que eso, pareció no entender la posición. No terminó de entenderse con los compañeros, deberá soltarse un poco, y meterle más pilas.
14- Mateo (5) No puede negar que es delantero nato, siempre quiere ir para adelante, pero a veces es bueno aguantar y tocar hacia atrás. Tuvo una jugada muy clara en sus pies, pero dudó, y el remate fue tapado por un defensor que cerraba.
15- Lucas (-) Entro en los ultimos 5 minutos, solo para despuntar el vicio. Pero eso habla de una actitud positiva, siempre apoyó al grupo!

Nota: la exigencia esta basada en algo, sabemos que pedirle a quién. Este equipo está para más, no puede llevarse la canasta llena domingo tras domingo. La crítica es CONSTRUCTIVA, y lo que persigue no es otra cosa que ponerle un poco más de pimienta al torneo, para motivar a los protagonistas. A motivarse y a entrenar!! Ci vediamo dopo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

escuchame gazzettero hijo de una gran puta... la próxima vez que vayas a una fiesta donde esté parte del plantel de psico, y no invites un champagne, no te permitimos la entrada al estadio!
Clin Isbud

Anónimo dijo...

Adhiere a la mocion de Clin Isbud, y a ver cuando empieza la gazzetta a comentar los entrenamientos y hacer entrevistas a los palyers del equipo !!!
Giuliano Gema

MG dijo...

que tal mi comentario llego?
bueno el bambino
lo dijo por mi giornalista
rescatese ehehjajaja. MG